TRANSLATE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

domingo, 14 de octubre de 2012

Frenar óxido bajo la goma de la ventana trasera derecha sin sacar el cristal [VW T-3] por Alcasa


Fuente: Frenar óxido bajo la goma de la ventana trasera derecha sin sacar el cristal [VW T-3] 

Brico nº 93


Las furgonetas Volkswagen T-3 deben de tener un defecto de protección antióxido, la carrocería está galvanizada, pero algún problema ocurrió en la cadena de montaje que todas se oxidan por el mismo sitio, tanto si duermen en garaje como a la intemperie, tanto las matriculadas en origen en España como las importadas ya usadas de Alemania, se oxidan por debajo de la goma de la ventana trasera derecha,  entre otras zonas que también se las ve oxidadas claro, pero esa zona de la ventana, es que todas pasan por el óxido,  la mía de 23 años de edad ya le ha aparecido y eso que siempre durmió en garaje.

Para reparar estos óxidos, sin duda lo mejor es desmontar el cristal de la ventana y sanear la chapa, pero esta operación está fuera del alcance de mis manos, además antes de ello tendría que desmontar el mueble altillo que está atornillado muy cerca de la goma-junta de esta ventana, y esto, a parte de mucha faena, me costaría un dinero de planchista y pintor.

Así que opto por hacerle la chapucilla de sanear sólo este trozo de chapa, levantando la goma de la ventana, para lo cual necesitaré todos estos elementos:


Pintura de carrocería

Catalizador para dicha pintura

Rocadur o masilla de poluiretano con catalizador

Espátulas de carrocero para aplicar la masilla (en chapa inox)

Antióxido  “oxino”  marca Owatrol o cualquier otra de las buenas

Cinta adhesiva de carrocero

Disolvente tricloroetileno para limpiar y diluir la pintura

Tela de lija para metales de grano 120

Lija de agua de grano 150 y otra de grano 2.000

Pincel de maquetista de Ø 0,8 mm.

Pincel plano de maquetista de unos 5-7 mm.

Unas 5 o 6 tapas metálicas de botes de cristal bien limpias (de los botes de aceitunas, patés, etc)

Palillos de madera, (mondadientes)

Dos hojas de sierra  viejas, gastadas o rotas, sólo necesitamos los 4 extremos con el agujero

Cordón de cualquier material, tipo zapato ya nos vale

Una buena ventosa con gancho basculante

Un trocito de cable eléctrico de 1,5 mm². de sección


Mirando con detenimiento este óxido, la parte que se ve fuera, es sólo la punta del iceberg, por debajo la goma hay mucho más, pero sólo en una pequeña zona, el resto está sano, (de momento, claro)


Foto  1





La misma zona vista de más lejos, fijaros en las demás T-3 y veréis muchas con óxidos en esta misma zona, 70 cm. más a un lado o al otro pero en la misma ventana.


Foto    2



De los trocitos de hoja de sierra, sólo necesitamos cuatro trocitos con el extremo del agujero y de una longitud de entre 4 y 6 cm., para colocarlos entre la chapa oxidada y la goma, para levantar ésta y poder trabajar sobre el óxido.

Con la amoladora, nos comeremos los dientes de sierra y cualquier canto vivo lo suavizaremos, no sea que deterioren la goma de la junta


Foto  3



Con una ventosa algo buena, que nos garantice que bajo tensión se aguante en su sitio unos 3 días , la fijamos en el cristal sobre la vertical de la parte oxidada a reparar,  colocamos los trocitos de hoja de siera entre la chapa y la junta de goma hata el fondo del todo, hasta que notemos que hace tope con la pared de  chapa.

Con cualquier cordel, atamos cada trocito de hoja de sierra por su agujero,  con la ventosa, de modo que entre las cuatro mantengan la goma de la junta de la ventana lo suficientemente levantada para trabajar en el óxido, pero no las levantaremos demasiado, pues se podrían ir moviendo y saltar de su posición.


Foto    4



La zona de pintura sana alrededor de la zona oxidada, la protegeremos con cinta de carrocero y si acaso con algún plástico, no con periódico,  pues aplicaremos agua y ácidos en que caerían por la zona y mojarían el papel de periódico traspasando a la pintura sana, pudiendo mancharla de ácido antióxido.

Aunque en esta foto no se ve, tras instalar estas pletinas de hoja de sierra, hay que alejar sus extremos interiores de la chapa oxidada, ¿Cómo?  Pues levantando las pletinas introduciendo un trozo de cable eléctrico de sección 1,5 entre las pletinas y la chapa oxidada, en la foto nº 30  podéis ver cómo introduzco el cable empujándolo con un destornillador plano.


Foto    5



Limpiaremos ligeramente la zona de los trocitos de óxido sueltos, un poco de lija de grano 120, soplar para quitar las partes de óxido sueltas, y tras seguir al pie de la letra las instrucciones del producto antióxido Oxino.


Foto    6



Lo aplicaremos con el pequeño pincel,  procurando que ese producto llegue a todas las partes oxidadas según las instrucciones.

Tomar precauciones , el oxino es muy corrosivo, y todo lo que toca lo deja marcado.
Según las instrucciones, hay que lavar la zona con agua.

Al transcurrir  un par de horas para dejar trabajar el producto, limpiaremos la zona con pincel y agua, pero esto puede variar según la marca del producto que se utilice, habrá que leer sus instrucciones de aplicación.


Foto    7



Al dia siguiente, veo que la zona queda protegida, pero muy arrugada, con una espátula pequeña de chapa de acero inox, especial carrocero, le aplico masilla de poliuretano o rocadur, tener precaución en la proporción de catalizador o se endurecerá en pocos minutos.

Una vez bien endurecido, cosa de un par de horas, le aplico lija de agua de grano 150, mojando ésta con agua y lijando las rugosidades dejadas con la espátula, así que cuanto más afinéis con la espátula y el rocadur, menos trabajo a la hora de lijar.


Foto  8



Se moja el trocito de lija con agua y a lijar tocan.  Cuidado de no lijar la pintura sana.


Foto    9



A la parte interior, para llegar a ella con la lija, nos podemos ayudar de cualquier trocito de chapa, destornillador o lo que sea con tal de poder lijar un poco las rugosidades de la masilla por la parte interior de la junta de goma.


Foto   10



Después de la lija de grano 150, tomamos la lija de grano 2.000, que parece como si sólo fuera papel, pero hace su buen trabajo fino fino, lijamos con ella la parte exterior que se verá cuando la goma se posicione en su lugar.


Foto    11



Limpiamos bien la zona con disolvente aplicado con el pincel


Foto    12



Y nos queda la zona bien tratada, igualada y lista para pintar.


Foto    13



Ya que vamos a pintar, si revisamos la parte frontal de la furgo, seguro que veremos algún desconchadito provocado por piedrecillas que impactan contra la pintura, aquí un buen ejemplo, pues es un buen momento para repararlos.


Foto   14



Con la misma lija de grano 2.000, atenuaremos el escalón del cráter que queda tras el impacto de una piedra.


Foto    15



Y ya nos preparamos para la pintura, aquí es importante utilizar un buen pincel, y muy fino, sobre todo para pintar los pequeños desconchados del morro de la furgo, ya que algunos de ellos no llegan a medir más que uno o dos mm. , así que compré un pincel muy pequeño de los que se utilizan para pintar maquetas.


Foto    16



Tras comprobar que la pintura que guardo de cuando me pintaron la furgo está en buen estado, sólo está algo espesa, lo que se soluciona añadiendo unas gotas de disolvente.

En esta operación es importante no batir la pintura como si fuéramos ha hacer una tortilla, se tiene que remover muy despacio, pues de lo contrario, se pueden crear burbujas en la pintura que se trasladan con el pincel a la carrocería y son muy difíciles de quitar.

Ponemos una pequeña cantidad de pintura en una de las tapas de bote de aceitunas.


Foto    17



Y después con un palillo tomamos una pequeña gota de catalizador.


Foto    18



Depositando esa gota cerca de la pintura.


Foto    19



En esta proporción que veis en esta foto nº 20, tendremos que ir rápido en aplicar la pintura, ya que en cuestión de 5 minutos empezará a endurecer. Mejor ponerle la mitad de catalizador.


Foto    20



Mezclamos ambos producto despacio para no crear burbujas.


Foto    21



Y sin perder ni un segundo aplicamos la pintura procurando que llegue a todos los rincones, primero por dentro.


Foto    22



Y después por la parte de fuera.


Foto    23



No os distraigáis, pues no disponéis de más de 5 minutos para aplicar esa proporción de pintura y catalizador, si necesitáis más tiempo, hay que reducir la cantidad de catalizador.


Foto    24



Una vez aplicada una capa bien fina, no conviene dar capas gruesas, al cabo de unas horas, la pintura  bien reseca, se le puede aplicar otra capa.

Hacemos otra mezcla de pintura y catalizador en otra tapa, y aplicamos una segunda capa.


Foto    25



Como ahora disponemos de algo más de tiempo, pasamos a retocar los pequeños desconchones de la parte frontal de la furgo.


Foto    26



Foto    27



Foto    28



Esto ya empieza a tener mejor cara, no?


Foto    29



Esto lo debería haber hecho al principio del brico, pero se me pasó;  para alejar los extremos de las chapas de hoja de sierra de la carrocería oxidada, una vez instaladas, se introduce un trocito de cable eléctrico hasta el fondo del todo empujándolo con un destornillador plano.


Foto    30



Y le aplico una 3ª capa de pintura, siempre en capas muy finas.


Foto    31



Foto    32



Una vez bien seca la pintura, al día siguiente, corto con un cuter la pintura para separarla del cable eléctrico, para que al tirar del cable no me lleve la pintura.

Voy retirando el cable muy despacio que lógicamente arrastra con él las chapitas de hoja de sierra.


Foto    33



Y así queda, algo rugoso, pues se notan las pinceladas, que igual las quito con lija de agua del 2.000 y después pulimento, eso ya lo decidiré mas adelante, pues para ello tiene que estar la pintura muy seca, cosa de unos días.


Foto   34



Ya con esto doy el óxido por reparado



Y colorín colorado este brico se ha acabado.