TRANSLATE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 23 de enero de 2014

Brasil podría seguir construyendo la Volkswagen Transporter T2

Por: Vicente Cano. Lun, 30/12/2013 - 13:03
http://www.autobild.es/noticias/brasil-no-quiere-despedirse-volkswagen-transporter-211073

En la planta de VW en São Bernardo do Campo llevan fabricándola desde 1957 y sigue siendo un vehículo muy popular, por eso Brasil no quiere despedirse de la VW Transporter y, para ello, están dispuestos incluso a saltarse algunas de propias leyes.

En Brasil, la VW Transporter es conocida como Volkswagen Kombi y lleva fabricándose ininterrumpidamente desde 1957 en la planta de São Bernardo do Campo. Es tremendamente popular, pero como a partir del 1 de enero de 2014 todos los vehículos nuevos vendidos en el mercado brasileño deben llevar instalados airbags de piloto y acompañante, además de ABS, se había anunciado el fin de su producción. Sin embargo, como Brasil no quiere despedirse de la VW Transporter II, ahora se están planteando relajar estas medidas para seguir fabricándola.



En la imagen de arriba, puedes ver la que hasta ahora ha sido la última edición brasileña de la bulli, como se la llama en su Alemania natal, donde hace dos décadas que empezó a ser objeto de coleccionistas y nostálgicos. Sin embargo, las 600 unidades fabricadas de la Volkswagen Kombi Last Edition –con su certificado de autenticidad incluido- se han acabado antes que un puesto de chuques gratis a la puerta de un colegio. Y eso que equipa un vetusto motor EA111, basado en el que se presentó en el Audi 50 de los años 70, un 1.4 TSI que entrega 78 CV y está asociado a un cambio de cuatro marchas.

El 20 de diciembre de 2013, se detuvo la producción momentáneamente porque Volkswagen aseguraba que, para poder cumplir con los nuevos requerimientos, haría falta construir un vehículo completamente distinto. Sin embargo, tras las declaraciones del ministro de finanzas de Brasil, Guido Mantega, que aseguró recientemente que investigarían la posibilidad de una exención para este vehículo, parece que Brasil no quiere despedirse de la VW Transporter II.

Fuente: Indianasautoblog.






El adiós de mucho más que un vehículo
http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2014/01/15/motores/MOT-08.html
Icono del hippismo, el T2 de la firma alemana dejó de ser producido a fin del 2013 por razones de seguridad. En Brasil se han fabricado 1,5 millones de unidades desde 1957 y actualmente es el único país en donde aún se ensambla este utilitario.

Junto con el Citroën 2CV y los viejos Beetle, el microbus o furgón fabricado por la firma Volkswagen, también conocido como Type 2 o T2 a secas, Camper en Reino Unido y The Bus en el mercado estadounidense, es uno de los vehículos más emblemáticos en la historia de la cultura hippie y también en el catálogo de la automotriz alemana.
Flores, consignas de paz y colores llamativos fueron moneda corriente en las intervenidas carrocerías de cientos y miles de estos vehículos cuya aparición en la industria se remonta al año 1950. La Kombi, como se la conoce también por estas latitudes, marcó una época.
Como emblema de la cultura hippie, este vehículo fue una de las estrellas en la popular serie Scooby-Doo creada por Hanna Barbera Productions; también fue parte de las portadas de discos de Bob Dylan y Beach Boys.
Entre el ancho inventario de anécdotas en torno a este automóvil, aparece una que involucra a Steve Jobs: el creador de Apple admitió haber vendido la suya hacia 1970 para comprar un circuito electrónico en los días germinales de la compañía que hoy triunfa por sus smartphones y tablets.
Type 2, el más hippie de la casa germana, pasó a retiro el 31 de diciembre, según reporta la agencia de noticias Associated Press.

Desde que dejó de producirse en México, allá por 1995, este automóvil es solamente ensamblado en las plantas de Volkswagen en San Pablo, Brasil, desde donde salieron más de 1.5 millones de unidades desde el inicio de su fabricación allí, en 1957.
Ya no será producido a partir del 1º de enero de 2014, atento a que entran en vigencia nuevas regulaciones de seguridad en aquel país, que exige a los fabricantes incluir airbargs y frenos antibloqueo, implementaciones que VW no planea para el histórico microbus.
De todos modos, la demanda por Kombi Ultima Edición implicó que se duplicase su producción durante este 2013, de 600 a 1.200 unidades.
“Esta camioneta representa la libertad, tiene una magia y encanto que carecen otros vehículos”, dijo a AP Damon Ristau, director de un documental sobre el T2 de Volkswagen.
Sin embargo, tal como indica el mencionado repaso, en Latinoamérica la Kombi no corre con la misma suerte. Por ejemplo, en Brasil no es puramente un ícono hippie: es utilizado por el servicio postal, como medio de transporte de soldados, escolares, e incluso como servicio fúnebre.