TRANSLATE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 31 de octubre de 2013

Revista nº 222 de "Tráfico y Seguridad Vial"

Si este invierno vas a usar el coche y no has comprobado los niveles de líquidos, presión y dibujo de las ruedas, los frenos, limpiaparabrisas, luneta térmica, luces, cadenas o neumáticos de invierno, ten cuidado

En definitiva: si no has preparado tu coche para el frío, créenos que lo mejor que te puede pasar cuando vayas a cogerlo es que no arranque. En invierno se conduce de otra manera. Adáptate al frío. Pon a punto tu coche.